Una curiosidad de nuestro amigo Twitter que he encontrado gracias a este tuit de Eva Miguel:

 

Pues sí amigos palentinos, la realidad es esta:

Cosas de la globalización, de la semántica y sobre todo de la demografía #PalencianoesValencia

El uso que Reverte hacer de Twitter es cuanto menos curioso. Lo abre el domingo por la tarde y trocea una suerte de columna en bloques de 140 caracteres cada uno que funcionan igual de bien sueltos como leídos de forma lineal y progresiva. Esta es la tuitlumna o columtuit sobre cómo él ve la cosa de Rajoy y Bárcenas.

 

Escribir un buen post es una tarea bastante complicada, casi tanto como llegar a un puñado de lectores a quienes les interese lo que has escrito. Existen multitud de sesudos manuales, de dudosa efectividad, sobre cómo mover con éxito un texto en redes sociales.

Que si en Facebook mejor por la mañana, que si en Twitter mejor por la tarde, que si en Google+ mejor… la realidad es que por mucho que sigas esas recomendaciones, tu contenido no deja de ser una gota en el océano y hay muchísimas variables que afectan a su éxito, la principal es la calidad.

En charlas de café con mi compañero y amigo Enrique Burgos venimos tratando el tema de cómo volver a mover contenidos pasados que pueden seguir de actualidad.
Tanto él como yo llevamos tiempo haciéndolo en nuestros perfiles y notamos que algunos temas, que pasaron casi inadvertidos hace años, ahora suscitan interés y generan tráfico y conversación.

Como ejercicio de orden, en Twiter, empecé a etiquetar mis tuits pasados con el hashtag #RemeberPost con estos propósitos:

  1. No confundir a quien lo lee, sobre todo en temas de actualidad.
  2. Dejar claro que es un contenido antiguo pero que puede ser de interés.
  3. Construir una gran tuieroteca (palabro), una suerte de tienda de antigüedades donde bucear y encontrar material valioso.

En algunas ocasiones creo que es bueno indicar la fecha en la que se creo el contenido:

Aunque está muy centrado en Twitter, creo que se puede usar igual en otra plataformas sociales que dispongan de sistema de etiquetado.

Ahí tenéis la propuesta, si muchos la usamos quizá mole…

 

 

Andaba yo trasteando para incluir un widget de Twitter y me he topado con esta traducción francamente desafortunada.

Por si alguien no lo recuerda, la traducción de Twitter al castellano la hicieron de forma colaborativa y voluntaria un grupo de usuarios elegidos por la compañía. Es lógico que al tratarse de una traducción al español se hiciera alguna referencia a algo tan patrio como las corridas de toros ¿o en qué estabais pensando?

Permítanme una confidencia: hoy he ido a un evento tuitero.
Si, lo se, he despotricado más de una vez de esas reuniones en las que lo único que une a sus asistentes es que se comunican mediante la misma herramienta. Soy conciente de que alguna vez me oyeron decir que son tan ridículas como que se reunieran a comer en el Bernabéu todos los tipos que tienen un Nokia y lo llamaran “eats&Nokia in Bernabéu“, nombre molón pero vacío de contenido.

Pero una vez reconocido el pecado, que tampoco es para tanto todo sea dicho, aquí va la historia.

Conservas Isabel va a lanzar en breve albóndigas de atún en salsa de tomate y ha invitado a un grupo de bloggers y tuiteros, junto con nuestros hijos, para que los niños probaran el producto. La idea era comprobar la reacción de los pequeños a unas albóndigas que a priori parecen de carne pero en realidad son de pescado. Un producto que, en palabras de la gente de Isabel que estaba en el acto, ayudará a que los niños coman más pescado.

El resultado ha sido desigual entre los niños pero bastante uniforme entre los padres, a la mayoría de los mayores nos gustaron las albóndigas de atún como recurso rápido.

Además de cenar en un lugar típico del centro de Madrid como es Los Galayos, conocer a la gente de influenZia.net e irnos a casa con un detallazo de pack de productos por parte de Isabel, hemos hecho algo de networking y ya tengo en mi twitter a varias personas muy interesantes con las que seguro que seguiré en contacto en el futuro.

Este tipo de eventos constatan que el modelo de comunicación con la audiencia ya ha cambiado, no hace falta esperar más, no es algo del futuro si no del presente.
Para muchas marcas es más interesante organizar una acción como esta de la que queda huella en la red que chantajear a un grupo de jubilados a media mañana a cambio de un bocadillo y una gorra. Los que estábamos allí ya hemos dejado rastro de la acción en nuestro Twitter y en breve muchos lo harán en sus blogs, lo publicarán en Facebook e incluso, los más osados, se lo contarán en persona a sus amigos 😉

Perdonen que me pase poco por aquí, esto de mantenerse activo en la cosa social es muy duro. De forma más o menos regular me muevo activamente por estos sitios:

Facebook para echar un vistazo a lo que hacen mis amigos y compartir algún enlace, jamas subo fotos ni actualizo mi estado.
Twitter para actualizar mi estado, postear entradas del blog, mandar mensajes y seguir al minuto a mis amigos y medios como meneame, elpais.com, elmundo.es, mashable, the next web… tengo el perfilo cerrado.
Flickr para subir fotos desde el móvil o desde el ordenador.
Del.icio.us es el mejor sitio para gestionar mis favoritos.
Unvlog es un sitio donde posteo vídeos que me gustan, sólo uno al día.
Buzz realmente no necesita mantenimiento, tengo mis otros sitios conectados y las cosas caen solas. Es un buen sitio para compartir los posts que mis amigos dejan en Google Reader.
Tuenti lo visito menos pero en las últimas semanas estoy haciéndome más activo gracias a las funcionalidades que están incorporando y que me parecen muy útiles.
Dopplr para compartir mis viajes, que por desgracia no son demasiados.
Foursquare es genial para compartir lugares aunque como no tengo tarifa plana de 3G no lo saco demasiado rendimiento.

Además de estos sitios hay otros como 11870, Youtube, Google Reader, Partigi o Meneame que de vez en cuando utilizo. Sin olvidar los dos blogs en los que cada no mucho tiempo posteo. Como me dice mi amigo Ícaro: “Varona, menos al porno casero, por Internet le das a todo”

Abrí mi cuenta de Twitter hace ya casi 3 años , escribí sobre Twitter en este blog en junio de 2008 y desde entonces he visto ir llegando a mucha gente. Al principio todo el mundo lo tildaba de estupidez o de juguete inútil pero el tiempo a puesto a Twitter en su sitio. A mis alumnos de periodismo de la Universidad SEK en el curso 2006/07 les propuse un trabajo práctico usando Twitter y tengo duda de si llegaron a saber para qué servía.

Hace unos días compartí en Twitter este mensaje:

Y hubo varios amigos, no muchos pero sí de calidad, que me dejaron mensajes en Facebook opinando al respecto.


Durante todo este tiempo he tenido mi cuenta de Twitter cerrada, sólo mis amigos podían ver mis actualizaciones. Pero esto va a cambiar, he decidido abrir mi perfil de Twitter y dejar que me siga todo hijo de vecino. Esto sucederá el próximo 15 de abril de 2010 entorno a las 6 de la tarde que es el momento exacto en el que cumplo mis primeros 3 años en Twitter.

Creo que abrí mi cuenta de Bloglines entorno a 2005, en ese momento no había demasiadas aplicaciones de lectura de feeds que fueran online. Usaba un notificador para Firefox y de esa forma estaba al tanto de lo que pasaba en los blogs y medios que estaba siguiendo, 116 hasta la actualidad.

La verdad es que he tenido a Bloglines bastante abandonado en los últimos meses y en parte se debía a la facilidad que me aporta Twitter para notificarme las noticias. La mayoría de blogs que me interesan tienen una cuenta de Twitter y eso hace que puedo seguirlos como un follower más. Si que es verdad que esta opción es más incómoda que un lector tradicional de feeds ya que no puedes llevar la cuenta de qué es lo que leíste y es más incómodo el recuperar posts antiguos, pero por contra no requiere ir a un sitio a leer tus feed, algo para lo que no siempre tengo tiempo.

Hoy he decidio pasarme a Google Reader ya que la mayoría de los servicios online que uso están en el entorno de Google. La importación de los feeds de una plataforma a otra ha sido muy sencilla. Basta con exportar en formato OPML (Outline Processor Markup Language) desde Bloglines y te genera un fichero que Google Reader te permite abrir sin mayor problema. Además me ha respetado las carpetas que ya tenía creadas.

Los primeros escarceos con Reader están siendo muy favorables, el interfaz es más amigable que el Bloglines y la lectura me resulta mucho más cómoda. Incorpora elementos sociales para compartir tus feed con amigos o enviarlos a Facebook. Me ha gustado una herramienta de estadísticas horarias y de visitas aunque el literal que usan en el menú de la izquierda (patrones) no está muy conseguido. La posibilidad de acceder simplemente con una pestaña en Gmail en el menú superior sin tener que volver a hacer login también es fantástico sobre todo si usas varios servicios de Google.
De momento me quedo con Google Reader.

Un año más llega la avalancha de SMS navideños. Unos emotivos, otros graciosos, algunos picantones y prácticamente todos prescindibles.

El populacho se lanza a enviar un batallón de SMS clónicos sin la más mínima personalización para mayor lucro de las operadoras de telefonía que miran desde la barrera como sus bolsillos se llenan gracias a la tradición pseudotecnológica.

Como iniciativa anticrisis propongo felicitar la Navidad, si procede, con las herramientas gratuítas y masivas que usamos cada día.

Pues eso, Feliz Navidad

Pocos minutos después de las 4 de la tarde llegaba a la redacción la noticia de la caída de Lance Armstrong en la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León. El material era escueto: caída a unos 20 kilómetros de meta, posible lesión en la clavícula y traslado al Hospital Clínico de Valladolid.

Una vez que la etapa ha concluído leemos en el Twitter del compañero de equipo de Armstrong, Levi LeipheimerShit! Lance crashed and is out. Possible broken collarbone!!“. Pocos minutos después el equipo Astana, al que pertenece el corredor, también utiliza Twitter para confirmar la caída: “Lance has crashed and is in the ambulance. Waiting for more official details.A lo largo de la tarde el equipo informa varias veces sobre el estado del ciclista.

A última hora del día es el propio Lance Armstrong quien utilizando también su Twitter agradece a los seguidores el interés y aporta más datos: I’m alive! Broken clavicle (right). Hurts like hell for now. Surgery in a couple of days. Thanks for all the well wishes.
Además utiliza el servicio de imágenes Twitpic para mostarse al lado de su director de equipo, Johan Bruyneel en su casa de Madrid.

Está claro que o bien en el equipo Astana aleccionan a sus deportistas en el uso de Twitter o, siendo mal pensado, tienen un jefe de comunicación con multipersonalidad “tuitera”. Esto último sería una mala práctica y si no que le pregunten a Rosa Diez