Encuentro en Twitter este cartel que anuncia un torneo en padel durante las fechas de Semana Santa en el municipio almeriense de Alboxpadel Continue reading

Llevo varios días sorprendido por la proliferación de un formato publicitario realmente abominable. Algunos sitios de noticias están optando por dejar de utilizar el megabanner que va sobre la cabecera y colocando un elemento similar y prácticamente el doble de alto por debajo de esta. Desconozco su nombre. Me cuenta Manuel Lozano en Twitter que se llama billboard

Parece que ya está asumido que para los usuarios esa cosa rectangular que está sobre la cabecera pasa totalmente inadvertida. Alguien ha debido de tener la genial idea de colocarlo por debajo de la navegación, así en el hipotético caso de que el usuario necesite acceder al menú, tenga obligatoriamente que pasar el cursor sobre la publicidad.

Si esto lo acompañas con la activación automática de un vídeo, el despliegue de algún elemento o cualquier otro fuego de artificio que se te ocurra ya pone tu campaña en el centro absoluto de todos los odios.

Poner los anuncios en zonas por las que el usuario va a moverse es realmente buena si quieres caer mal a la gente, conseguir clicks por error y que odien tu marca. Además el aumento del alto de ese tipo de banners supone que para muchas resoluciones de pantalla el web sea prácticamente una gran página publicitaria.

Aquí un par de ejemplos:

 

 

Y otros que han optado por no prostituir, de momento, su interfaz:

Los chicos de la agencia de publicidad Mil Vueltas han dado un golpe de efecto a su comunicación nombrando a Cecilia Giménez, la famosa restauradora del Ecce Homo, directora de arte de la agencia. Además han  abierto una  sucursal en la localidad de Borja desde la que trabajará Cecilia.

Lejos han quedado los ataques de ansiedad y la depresión que tuvo Cecilia después de su salto a la primera plana mundial por el estropicio

Don Simón lleva ya bastantes años trabajando el difícil mundo de la publicidad comparativa.

Esta es su última campaña que están publicando en algunos periódicos en la que disparan directamente a Granini y cuestionan la procedencia de su zumo.

Sobre estos anuncios en la que la comparación es tan directa suelen surgir dudas sobre su legalidad, esto es lo que dice la Ley General de Publicidad:

La comparación estará permitida si cumple los siguientes requisitos:

a) Los bienes o servicios comparados habrán de tener la misma finalidad o satisfacer las mismas necesidades.

b) La comparación se realizará de modo objetivo entre una o más características esenciales, pertinentes, verificables y representativas de los bienes o servicios, entre las cuales podrá incluirse el precio.

c) En el supuesto de productos amparados por una denominación de origen o indicación geográfica, denominación específica o especialidad tradicional garantizada, la comparación sólo podrá efectuarse con otros productos de la misma denominación.

d) No podrán presentarse bienes o servicios como imitaciones o réplicas de otros a los que se aplique una marca o nombre comercial protegido.

e) Si la comparación hace referencia a una oferta especial se indicará su fecha de inicio, si no hubiera comenzado aún, y la de su terminación.

f) No podrá sacarse una ventaja indebida de la reputación de una marca, nombre comercial u otro signo distintivo de algún competidor, ni de las denominaciones de origen o indicaciones geográficas, denominaciones específicas o especialidades tradicionales garantizadas que amparen productos competidores. Tampoco podrá sacarse una ventaja indebida, en su caso, del método de producción ecológica de los productos competidores.