Este bolígrafo que escribe en 3 dimensiones es un proyecto Kickstarter ideado por la compañía americana, dedicada a la robótica, Wobble Works. Lo que sale del bolígrafo es un tipo de plástico llamado ABS,  el que se usa en las impresoras 3D, y que al contacto con el aire se solidifica formando las figuras.

Si finalmente se comercializa costará entre 40 y 50 euros.

Espero que haya alguien trabajando en una goma de borrar 3D :)

Más información en www.the3doodler.com

 

Escribir un buen post es una tarea bastante complicada, casi tanto como llegar a un puñado de lectores a quienes les interese lo que has escrito. Existen multitud de sesudos manuales, de dudosa efectividad, sobre cómo mover con éxito un texto en redes sociales.

Que si en Facebook mejor por la mañana, que si en Twitter mejor por la tarde, que si en Google+ mejor… la realidad es que por mucho que sigas esas recomendaciones, tu contenido no deja de ser una gota en el océano y hay muchísimas variables que afectan a su éxito, la principal es la calidad.

En charlas de café con mi compañero y amigo Enrique Burgos venimos tratando el tema de cómo volver a mover contenidos pasados que pueden seguir de actualidad.
Tanto él como yo llevamos tiempo haciéndolo en nuestros perfiles y notamos que algunos temas, que pasaron casi inadvertidos hace años, ahora suscitan interés y generan tráfico y conversación.

Como ejercicio de orden, en Twiter, empecé a etiquetar mis tuits pasados con el hashtag #RemeberPost con estos propósitos:

  1. No confundir a quien lo lee, sobre todo en temas de actualidad.
  2. Dejar claro que es un contenido antiguo pero que puede ser de interés.
  3. Construir una gran tuieroteca (palabro), una suerte de tienda de antigüedades donde bucear y encontrar material valioso.

En algunas ocasiones creo que es bueno indicar la fecha en la que se creo el contenido:

Aunque está muy centrado en Twitter, creo que se puede usar igual en otra plataformas sociales que dispongan de sistema de etiquetado.

Ahí tenéis la propuesta, si muchos la usamos quizá mole…

 

 

Alejandro Piscitelli es profesor de la Universidad de Buenos Aires y fue el encargado de inaugurar, con el respeto de las autoridades locales que le precedieron, el congreso iRedes 2010 en Burgos. Su ponencia titulada “El día que cerraron la web” fue toda una clase magistral que, desde el punto de vista de la filosofía, retrató cómo nos enfrentamos al entorno social digital. Su charla estuvo salpicada de vídeos realmente bien escogidos, de los que me llamó especialmente la atención uno que podeis ver aquí.

El vídeo está basado en un poema titulado “Television” del guionista Todd Alcott y realizado por Elisabeth Fulton con el propósito de dar su visión de la obra escrita. Tipografía, imagen y mensaje a un ritmo trepidante hace que no puedas despegar los ojos de la pantalla.

Permítanme una confidencia: hoy he ido a un evento tuitero.
Si, lo se, he despotricado más de una vez de esas reuniones en las que lo único que une a sus asistentes es que se comunican mediante la misma herramienta. Soy conciente de que alguna vez me oyeron decir que son tan ridículas como que se reunieran a comer en el Bernabéu todos los tipos que tienen un Nokia y lo llamaran “eats&Nokia in Bernabéu“, nombre molón pero vacío de contenido.

Pero una vez reconocido el pecado, que tampoco es para tanto todo sea dicho, aquí va la historia.

Conservas Isabel va a lanzar en breve albóndigas de atún en salsa de tomate y ha invitado a un grupo de bloggers y tuiteros, junto con nuestros hijos, para que los niños probaran el producto. La idea era comprobar la reacción de los pequeños a unas albóndigas que a priori parecen de carne pero en realidad son de pescado. Un producto que, en palabras de la gente de Isabel que estaba en el acto, ayudará a que los niños coman más pescado.

El resultado ha sido desigual entre los niños pero bastante uniforme entre los padres, a la mayoría de los mayores nos gustaron las albóndigas de atún como recurso rápido.

Además de cenar en un lugar típico del centro de Madrid como es Los Galayos, conocer a la gente de influenZia.net e irnos a casa con un detallazo de pack de productos por parte de Isabel, hemos hecho algo de networking y ya tengo en mi twitter a varias personas muy interesantes con las que seguro que seguiré en contacto en el futuro.

Este tipo de eventos constatan que el modelo de comunicación con la audiencia ya ha cambiado, no hace falta esperar más, no es algo del futuro si no del presente.
Para muchas marcas es más interesante organizar una acción como esta de la que queda huella en la red que chantajear a un grupo de jubilados a media mañana a cambio de un bocadillo y una gorra. Los que estábamos allí ya hemos dejado rastro de la acción en nuestro Twitter y en breve muchos lo harán en sus blogs, lo publicarán en Facebook e incluso, los más osados, se lo contarán en persona a sus amigos 😉

Lo bueno del café de cápsulas es el propio café… parece que esto no es así para todo el mundo. Esta mañana dando una vuelta por el rastro de Madrid me he topado con un puesto donde anunciaban la venta de cápsulas vacías compatibles con la mayoría de cafeteras.

Lejos de ser un entramado pirata temeroso de que vengan los señores de Nespresso para ponerles de patitas en los tribunales, la gente de Necap tienen un sitio web donde explican todo el proceso del hackeo bricomanía de las cápsulas.

Rememorando los tiempos en que kremaster.com recomendaba COSAS GRATIS en la red, aquí podéis haceros con una muestra de 10 cápsulas pagando sólo 2 euros de gastos de envío.

Un año más llega la avalancha de SMS navideños. Unos emotivos, otros graciosos, algunos picantones y prácticamente todos prescindibles.

El populacho se lanza a enviar un batallón de SMS clónicos sin la más mínima personalización para mayor lucro de las operadoras de telefonía que miran desde la barrera como sus bolsillos se llenan gracias a la tradición pseudotecnológica.

Como iniciativa anticrisis propongo felicitar la Navidad, si procede, con las herramientas gratuítas y masivas que usamos cada día.

Pues eso, Feliz Navidad

“Si te dedicas a Internet lo que eres, antes de nada, es una empresa de tecnología

Esta gran verdad la dijo Bernardo Hernández el director mundial de marketing de Google en su ponencia de Ficod 2009. Desde hace tiempo tenía ganas de verle en directo porque me habían hablado muy bien de su manejo del discurso y de sus sólidos argumentos. No me defraudó.

Dejó varias perlas que creo que deberían mover a la acción a muchos de los dinosaurios a los que Bernardo hace referencia. Aunque el Ficod permite descargar, compartir o enlazar el vídeo no deja incrustar, bueno trasteando un poco con Firebug he logrado ponerlo en el blog.

Hasta ahora la mayoría de los medios tenían una comunicación dispersa en sus diferentes soportes, pero parece que los grandes grupos están apostando por transmitir su identidad a públicos cada vez más alejados tanto geográficamente como demográficamente. Dentro de no muchos años el valor de la marca será lo que valga su cabecera digital ya que su versión analógica, que seguirá existiendo, apenas será reconocida. Para los nuevos públicos jóvenes el prestigio, influencia y seriedad que aportan las cabeceras tradicionales no significa casi nada, su mirada está en lo que pasa en Internet y a menudo sus referentes son otros medios o plataformas que no vienen del mundo físico.

Y esto pasa mientras las empresas informativas siguen mirando hacia otro lado o haciendo mínimos gestos que tienen más de campañas de promoción globales que de convencimiento real de que esta batalla se juega en la red.

Al hilo de todo esto EL PAÍS acaba de lanzar una campaña, que yo de momento sólo he visto en Internet, con el mensaje “El País está donde estás tu“, el vídeo presentación de los puertoriqueños Calle 13 creo que es pegadizo y marca una línea de actuación diferente a la del resto de cabeceras

El título de este post engaña. En realidad sí que hay lectores en Internet, me explicaré mejor.

A raiz de la entrevista que me hicieron la gente de blogoff.es mi buen amigo Sergio Ortega escribe en su blog una palabras sobre la charla en las que se hace eco de las veces que el arriba firmante pronuncia la palabra usuario/s en relación a los que están al otro lado.

Por motivos históricos los grandes medios digitales que nacen pegados a una cabecera offline, tienden a comportarse como sus hermanos mayores (y ricos) y heredan sus mismas mañas y formatos. Y entre esas herencias nefastas está el llamar “lectores” a los que vienen a su medio a seguir la actualidad. Esta claro que un periódico en papel se “lee“, perogrullada al canto, y como mucho si se aprieta entre las manos con fuerza se podría llegar a “oír:) pero Internet sobre todo se usa. Se usa porque se elige el momento de consumo y la forma, el orden de navegación es libre y se interactúa con la información. Por supuesto que además de leer, se oye, se ve, se participa, se envía, se comparte, se mira, se juega…por todo eso es porque creo que a la gente que usa Internet hay que llamarla usuarios y nunca lectores y sobre todo evitar el término internautas, ese engendro de palabro con connotaciones épicas que sitúa el foco de la definición en el nombre del soporte y no en el uso que se hace de él.

lavanguardia.es ha lanzado hace unos días el web hagoclic.com que persigue, en palabras de Ismael Nafria, : “ofrecer a los usuarios de internet los mejores recursos disponibles en la red para que puedan ampliar la información sobre los temas que más les interesen. Con este proyecto, La Vanguardia.es apuesta por la agregación de contenidos como una de las vías para enriquecer su oferta informativa en internet”.

En esta fosa común que está cavando el periodismo con su propio falocentrismo del “Yo” por bandera, es de agradecer que haya alguien que te mire a los ojos y diga: “amigo, no tengo la solución a tus problemas pero se quien la puede tener, te animo a que la encuentres”. Está claro que en un producto como este, promovido por un grupo de comunicación, aparezcan sus enlaces bien situados pero algo que denota que creen en Internet es el que no siempre sean los primeros.
Como alguien dijo una vez: “El hipervículo os hará libres” y si no es en blank mucho más :-)