Aunque a veces en este blog no lo parezca, el arriba firmante es diseñador web. Por estos barrios apenas hablo de diseño, suficiente ejecuto a lo largo de mi día como para además sentar cátedra en mi blog sobre la cosa del colorín digital.
Hoy haré una excepción.

Con la proliferación de redes sociales hasta para rezar el rosario, el número de veces que tenemos que rellenar nuestro usuario y contraseña cada día es bastante alto y es de agradecer que:

1. se pueda pasar de una caja de texto a otra utilizando el tabulador

2. una vez rellenados los campos se ejecute el formulario pulsando el enter

Me pone de los nervios el tener que mover las manos del teclado para dirigir el cursor al botón de “entrar”. Si tienes algún diseñador, desarrollador o similar cerca de ti, coméntaselo y evitarás que sus familiares estén en boca de mucha gente 😉

Comparte esta entrada