Esta tarde leía la noticia en Boing Boing de que el magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch anunciaba que sus medios dejarán de aparecer en Google News y lo harán únicamente en Bing, el buscador de Microsoft, bajo un modelo de pago por contenidos. Claramente se trata del primer órdago que un gran empresario del sector tradicional de los medios de comunicación se atreve a hacerle al gigante de Mountain View.

El resultado que obtendrá de esta acción probablemente será que Google dirá dice que no le importa y que únicamente tiene que dejar de servir RSS, algo que pueden hacer en cualquier momento, y que no sólo afectará a Google si no que también dejará de aparecer en lectores de RSS de usuarios, agregadores de noticias o Twitter. Que Google puede vivir sin los medios de News Corporation parece claro y que Murdoch puede vivir sin Google me atrevería a decir que también.

Aunque mi pasión por Google es grande creo que el tráfico orgánico está sobredimensionado. Los medios con la estrategia que trabajan ahora y trabajarán en los próximos años está basada en el tráfico directo y eso no es sinónimo de elaborar sus contenidos de espaldas a Internet. Si un medio no quiere que Google le aumente tráfico, le lleve usuarios nuevos o sea capaz de indexar sus contenidos para que se encuentre con gran facilidad…no pasa nada, estar en Google News no es garantía de éxito ni de ingresos publicitarios. En este sector hay empresas que prefieren invertir en postes de radio, camionetas de reparto, rotativas y otras anticuallas en lugar de en streaming, desarrolladores o Apaches.

Veremos como se desarrolla esta batalla y si otros editores se unen a la aventura de Murdoch…yo apuesto a que sí, a Google los editores tradicionales le tienen las mismas ganas que la idolatría que le profesan los usuarios.

Comparte esta entrada