Aunque usted tenga más simpatía por unos empleados que por otros, intente tratarlos a todos de la misma forma.
Algunos ejemplos serán esclarecedores para entender esta lección del curso:

-No encargue “siempre” el trabajo bonito a un trabajador y los marrones a otro.

-Intente relacionarse con todos ellos por igual. Acciones sencillas como tomar café, fumar un cigarro en la puerta de la oficina o ir juntos a mear son pequeños detalles en los que puede demostrar que trata a todos de la misma forma.

-Unifique criterios de evaluación. No puede ser que el trabajo de Manolo siempre es malo y el de Pedro siempre es bueno…Si eso es así, planteese ¿por qué contrató a Manolo?,¿Habría que despedirlo? ¿Tal vez se equivocó y el que debería estar en la calle es usted?…No hombre, usted es el jefe, será que como no es mi amigo es un inútil y sonreiré el día que me diga que deja la empresa.

(Basado en hechos casi reales)

Comparte esta entrada

  • http://www.blogger.com/profile/08481051681871061759 Julio

    Hola!!!

    mirando los mapas de fon he encontrado tu blog, je je, paso por tu cobertura fon a diario. Así que aprovecho para saludarte desde “Vidas en red”, y agregarte a mi enorme lista de feeds que leo a diario.

    Por cierto, ¡genial el diseño!.

  • http://www.blogger.com/profile/11040919870348589875 Alberto

    He intentado ir al baño con las chicas que trabajan en mi equipo y no les ha parecido buena idea ¿Qué debo hacer doctor Kremaster?